FALLECE A LA EDAD DE 101 AÑOS.

La triste noticia ha llegado por el correo esta mañana, de parte del poeta chilote Carlos Trujillo, quien reside en Pensilvania USA. Trujillo nos hace legar una carta escrita por Paula Rogovin, la hija menor de Milton, quien informa que su padre acaba de fallecer en su domicilio en Buffalo, estado de Nueva York a la edad de 101 años el día 18 de Enero de 2011. La carta agrega que Milton Rogovin, murió en paz y tranquilidad, rodeado por el cariño y la compañía de sus familiares más cercanos: hijos, nietos y bisnietos.

        

La noticia ha calado hondo en nuestros corazones, porque fue Milton Rogovin el mismo fotógrafo norteamericano que quiso venir a Chile a fotografiar la realidad de la pobreza en este rincón del mundo. Entonces se puso en contacto con Pablo Neruda, por medio de varias cartas escritas de puño y letra entre 1966 y 1967. Un día golpeó la puerta de Neruda un hombre de mediana estatura, cargado con cámaras y otros artefactos. Explicó que deseaba fotografiar “la verdad de la pobreza en Chile”. Neruda le dijo: “para eso tendrá Ud. que ir a Chiloé, pues es la provincia más pobre de Chile”. Neruda se comunicó con Francisco Coloane y este le señaló que debería ir a Quemchi y que debería llevar un paraguas negro, pues el territorio insular “es muy lluvioso”. Neruda le dio también el nombre de una amiga de confianza: Luisa Chijani, quien acogió a Rogovin en su domicilio en Ancud y lo guió para que el fotógrafo llegara a Quemchi.

Tengo el honor y el placer de presentar a ustedes este último libro del investigador de Chiloé Felipe Rodolfo Montiel Vera. En él busca, levanta, recoge, escribe y con ello fija una cantidad importante de información oral sobre procesos poco estudiados en la Historia de Chiloé.

Este es un libro de gran tamaño, de excelente edición, de elegante papel y tipografía en sus 580 páginas, de imprenta Máster Print, editado a mediados de este año 2010.

Es un libro hecho con el corazón. Felipe Montiel Vera, castreño, del Liceo Galvarino Riveros Cárdenas, es profesor de Historia y Geografía por la Universidad de Concepción, título que recibió en 1985. Desde entonces su actividad ha estado centrada en el conocimiento y la difusión de la cultura y la Historia de Chiloé. Es, desde hace más de una década, el director del Museo Municipal de Castro. Pero además de sus actividades en el Museo y como asesor del Consejo de Monumentos Nacionales en sus intereses en Chiloé, se ha dedicado a la investigación, cuyos frutos se pueden ver en dos libros de su autoría, además de la obra en comento. Estos son Los últimos constructores de artilugios de madera en Chiloé, publicado en el año 2003, y De la carpintería de ribera a los artilugios de la muerte, del año 2006, al que se suma el presente, Chiloé, Historias de viajeros, de este año 2010. Entre sus méritos destacan el haber recibido el premio provincial Defensa del Patrimonio Cultural, entregado por la Gobernación de Chiloé.

GERAK MILLALONCO
UNA LECCIÓN DE HUMANIDAD

(Lectura de Presentación del libro LELBUN EN LA MEMORIA”, el día 21 de Agosto en Lelbun, Chiloé *)

“LELBUN en la memoria” se titula el libro. Su autor, el joven estudiante de Derecho de la Universidad Católica, tiene tan sólo tiene 20 años. Es un hijo de ese lugar, de esas playas, de esas pampas verdes, de esos montes, de aquellas aguas del mar interior de Chiloé, donde viven familias nativas de la etnia Huilliche. Gerak es uno de sus hijos. Gerak –nombre de origen chono que significa “Lucero”- describe en este libro, a su comunidad, a las personas que la forman, a quienes han abierto sus guardados conocimientos sobre el origen del lugar, del villorrio. El describe interesantemente, con un lenguaje sencillo y claro, - a veces poético-, la extraña forma en que se comenzó a formar el pueblo y a independizarse de Agoní, su comunidad vecina. Nos habla de aquella vez en que “los Lelbun” fueron a sepultar a uno de sus difuntos, al cementerio de Agoní, en ese tiempo el único camposanto más cercano. Gerak nos dice lo que los antiguos a su vez le han contado. Nos dice que cuando llevaron a sepultar a ese hombre de Lelbun, caminando el cortejo por la playa, durante la marea baja, se encontraron con que a la entrada del pueblo había un grupo de personas dirigentes de Agonì, que les dijeron: “¡ Llévense su muerto a otra parte, en este cementerio ya no quedan espacios para los habitantes de Lelbun!” … y los atribulados familiares y amigos tuvieron que volverse, cargando nuevamente el féretro sobre sus hombros, desandando la fatigosa caminata por la playa hasta regresar a Lelbun. Heridos en su más dolorosa intimidad, heridos en su dignidad como hombres, desautorizados para ingresar a sus muertos al cementerio, como seres cristianos… por el solo hecho de ser de apellidos nativos, de apellidos Huilliches.

Nuestra Ubicación

O'HIGGINS 1448, Concepción.

Fonos 412238915 - 994147519

Horarios:
Lu-Vi 09:00 a 21:00 hrs.
Sábados: 09:00 a 12:00 hrs.

¡BIENVENIDOS!

contacto@editorialokeldan.cl

Visitantes

905652
Hoy
Ayer
Esta semana
Ultima semana
Este mes
Ultimo mes
Todos
304
183
669
470741
1987
7597
905652

Su IP: 3.235.30.155
08-04-2020 22:38

Please publish modules in offcanvas position.