A las 19:30 horas del día 30 de septiembre de 2010, se efectuó la Presentación del libro de Juan Pedro Miranda “ENTRE BARCOS Y TRENES”, en el Salón de Conferencias del Laboratorio Saval, en Janequeo 151. Concepción.

En la ocasión abrió la actividad la Sra. Ingrid Ramdohr, Directora del Laboratorio Saval en Concepción, dando la bienvenida al público congregado para la ocasión. La Sra. Ramdohr presentó a continuación al Dr. Medardo Urbina Burgos, Director de la Editorial Okeldán, responsable de la edición de la obra, quien se refirió a la extraña manera y circunstancias en que tantas personas situadas en lugares tan extremos del planeta, hicieron sus aportes diversos para dar forma a este hermoso libro. Urbina dio a conocer algo del contenido de la obra de Miranda, referida a los recuerdos de la infancia y adolescencia con que el autor describe su ciudad natal; Castro y especialmente el área del puerto y la Estación de Ferrocarriles, cuyas dependencias, patios, y salas de máquinas, fueron los lugares de juegos infantiles para el autor, por lo que conoció cada recoveco del plantel, como la palma de su mano. Urbina dio a conocer la extraña forma en que logró recuperar la única filmación conocida, en colores, del tren de Chiloé en movimiento, gracias al aporte del Sr. Christian Díaz Caballero, quien la obtuvo en Bergen, Noruega, mientras trabajaba en Arqueología en Oslo. La extraordinaria filmación fue efectuada por el científico sueco Hans Brattstrom en el año 1948, imágenes que se dan a conocer por primera vez en un video de presentación, editado por la editorial Okeldán.

"Los lectores son tan pocos que va a llegar el día en que deberemos levantarle monumentos a los que se atrevan a leer un libro” acotaba Pía Barros en una de sus intervenciones en un Encuentro de Escritores en Puerto Montt.    

Y ante semejante afirmación, que no es otra cosa que una radiografía un tanto exagerada de la realidad, buscamos respuestas (generalmente excusas algunas veces ilustradas) al problema de la falta de lectura en nuestro país, principalmente entre los jóvenes.

He aquí la respuesta de cómo podemos ganar lectores activos, seducidos y conscientes ante el ejercicio de la lectura.

Veinte poetas conforman esta apretada selección de textos, documentos, instrumentos de trabajo, rigor, pasión, dedicación profesional realizada por Mario García Álvarez, Profesor de Lenguaje y Filosofía, poeta y estudioso de la poesía, no solamente de la que permanentemente está sucediendo en nuestros lindes sino de la que acontece más allá de los límites de nuestras lluvias y soles. Veinte poetas que, a no dudarlo, pudieron ser más, si no hubiese ocurrido la auto marginación de alguno que no quiso o no creyó conveniente aparecer junto al colectivo. Veinte formas no solamente emotivas de utilizar el lenguaje estético, sino racionales de ver y auscultar el propio trabajo, así como la proyección del propio trabajo en los otros.

Inmenso esfuerzo el de Mario García.

Inmenso esfuerzo no solamente para reunir voces tan disímiles en su conformación y origen, sino para acercar textos de distinta urdimbre a lectores poco familiarizados con la literatura -y qué decir, con la poesía-. Porque se necesita algo más que la intención intelectual para hacer que todo acto escritural creativo se conforme como acercamiento, como objeto recibidor. Para que no haya excusa para evitar y exiliar ex profeso a la poesía de nuestras aulas.

Nada ha sido dejado al azar en esta antología de edición cuidada, de formato práctico, de una excelente fotomecánica, los que constituyen elementos más que interesantes y significativos para lograr que este libro sea accesible, leíble, querible.

340 páginas no son muchas para contener un producto tan abundante, subjetivo, inasible, y de tan baja cotización a la hora de integrarla al Plan de Estudios, eso, independiente de lo que suele pensar el Ministerio, hoy más preocupado de los rendimientos muchas veces coyunturales, más que de la capacidad de poder aprehender y comprender productos estéticos, como la poesía.

(Los DESERTORES y otros escritos)

Sergio Gonzalez de la Fuente

Estamos ante una nueva e interesante creación del doctor Medardo Urbina, que nos impresiona por su belleza estilística, que a la vez está también imbuida de fuerza, que aún en su empuje más audaz no deja de mantener una atmósfera de dignidad y fineza. El tratar así las cosas y los hechos, no es habitual en nuestra literatura, por lo que la forma de escribir de Urbina, a mí -particularmente- me ha llamado la atención. Analizará con especial vehemencia una situación determinada, pero siempre lo hará con distinción. Sin duda que Urbina descarta la violencia, ya que ésta es una forma “chabacana” y simplista para abordar los problemas. Es por eso que tal vez la altura de miras y la fineza, sean las formas más adecuadas para describir lo real o práctico. A lo menos, así me parece y creo sinceramente que el Dr. Urbina es un maestro de la elegancia para escribir no sólo en aquello en lo que no se pueda emplear la violencia como para describir una planta y ni siquiera para describir una especie feroz, sino que el vasto horizonte de problemas que conforman nuestra circunstancia... Y como decía Malreaux en "Las Voces del Silencio", refiriéndose a una fauna carnívora, cuando contempla un bello ejemplar que ha sido flechado y yace moribundo: "sólo queda la majestad de la leona herida".

Nuestra Ubicación

O'HIGGINS 1448, Concepción.

Fonos 412238915 - 994147519

Horarios:
Lu-Vi 09:00 a 21:00 hrs.
Sábados: 09:00 a 12:00 hrs.

¡BIENVENIDOS!

contacto@editorialokeldan.cl

Visitantes

838602
Hoy
Ayer
Esta semana
Ultima semana
Este mes
Ultimo mes
Todos
112
112
691
404405
3557
4633
838602

Su IP: 18.234.88.196
24-05-2019 09:54

Please publish modules in offcanvas position.